CANACOPE | AFECTACIONES AL PEQUEÑO COMERCIO POR LA REFORMA HACENDARIA

canacope

 

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México desea expresar su contundente rechazo a diversos puntos incluidos en de la Ley de Ingresos de la Federación, aprobados por la Cámara de Diputados la semana pasada, los cuales implicarán una mayor carga fiscal para los sectores de la población que menos tienen, así como de los sectores productivos que están generando un importante número de empleos. Del análisis realizado por la CANACOPE ServyTur Ciudad de México, se desprende los siguientes puntos:

1. La desaparición del Régimen del Pequeño Contribuyente atentará contra cientos de miles de pequeños comercios y empresas familiares. La aprobación, por parte de los diputados, del Régimen General, en el que los pequeños comercios de toda la República Mexicana, deberán pagar impuestos como si fueran grandes empresas, calculando el 30 por ciento del Impuesto Sobre la Renta, más el 16 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), más el 2 por ciento al Impuesto sobre la Nómina, más los pagos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de nuestros ayudantes, así como de los pagos al INFONAVIT son imposibles para un comercio que a duras penas puede pagar la renta, la luz, el agua, el sueldo del empleado y quedarse con un remanente de 4 o 5 mil pesos para llevarse a casa.

Esta es una de las agresiones más severas en contra del pequeño comercio y la empresa familiar porque nuestros pequeños comercios; tiendas de abarrotes, papelerías, tlapalerías, dulcerías, fotocopiadoras, cafés internet, recauderías, tortillerías, refaccionarias, expendios de pan, carnicerías, verdulerías y demás negocios en pequeño, no tienen las ganancias para realizar los pagos que las autoridades hacendarias pretenden.

No pueden equipararnos a las grandes empresas, que sí pueden, que sí tienen, la forma de realizar estos pagos. Nunca hemos rechazado el pago de los impuestos.

Pero no pretendan pedirnos más de lo que podemos dar. Necesitamos un traje, justo a nuestra medida, un régimen simplificado que permita de manera sencilla, contribuir a nuestras obligaciones fiscales. Los diputados no tuvieron ni el tiempo, ni la capacidad para entenderlo. Las empresas son diferentes, y una empresa pequeña o familiar, tiene una estructura e ingreso diferente al que tiene la grande empresa. Esperamos que los Senadores si puedan establecer esta diferencia y ayudarnos a permanecer en la formalidad, con reglas claras y simples.

2. La aprobación de diversos impuestos a productos de alto consumo popular, impactará negativamente en la venta del comercio tradicional. Lo propuesto por los diputados del PRI-PRD representará una casada de incrementos en los precios del 60 por ciento de productos que hoy en día vendemos en las tiendas de abarrotes. No hay que olvidar que desde hace algunos años, las misceláneas fueron desplazadas por las tiendas de autoservicio en la función de proveer el abasto y mucho de lo que hoy vendemos son productos de consumo inmediato.

Los pequeños comercios y empresas familiares escala MIPYME, serán afectados con las siguientes disposiciones de la Reforma Hacendaria:

  • IVA a la venta de chicles.
  • IVA a alimento para mascotas.
  • IVA a la venta de mascotas.
  • IEPS a tasa del 5 por ciento a alimentos no básicos con alta densidad calórica (dulces, gelatinas, chocolates, flanes y pudines; cremas de cacahuate o avellana, dulces de leche, alimentos preparados a base de leche; helados, nieves y paletas de hielo).
  • IEPS de un peso por litro en bebidas saborizadas, concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que contengan azúcares añadidos.
  • Se propone eliminar el Régimen de Pequeños Contribuyentes.
  • Se reduce la deducibilidad en la prestación de vales de despensa.

Nuestra preocupación se incrementa al darnos cuenta de que nuestros clientes, el trabajador, oficinista, mensajero, vigilante, barrendero, estudiante o ama de casa, tendrán que pagar más por esta carga fiscal.

Los Diputados no entienden que el consumo de refrescos, dulces y frituras se está dando en un importante número de trabajadores que muchas veces solo tienen 20 o 30 pesos para ir a su trabajo y comer, y que está buscando lo más barato y lo que más llene, hasta que pueda regresar a su casa a comer.

Los Diputados no entendieron que muchos desempleados que están buscando trabajo, pasan a la tienda para comprar un pan y un refresco, no para engordar sino para llenar el hueco y tener un poco de la energía que da el endulzante.

Ojalá que los Senadores, si entiendan que esta carga fiscal va en contra de la clase trabajadora, no tiene carácter social y su espíritu es simplemente recaudatorio y dañino para la clase media y popular, así como al sector productivo del pequeño comercio y la empresa familiar.

La propuesta de Reforma Hacendaria, aprobada por Diputados, en ningún punto, ataca o siquiera toca al régimen especial en el que se ha convertido la informalidad. Con esta omisión, más bien parece fomentarla.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, considera que la Reforma Hacendaria, presenta un contrasentido al inhibir la productividad y mermar a las micro, pequeñas y medianas empresas e impactar negativamente el salario de las clases media y popular. Ante una economía en desaceleración, golpear a los sectores productivos y al grueso de la sociedad, en ninguna lógica se puede considerar la estrategia adecuada para el crecimiento económico.

Notas relacionadas:

Milenio | Impuesto a comida chatarra acabará con tres millones de pequeños comercios

Radio Fórmula | Impuesto a productos chatarra pegará a abarroteros: CANACOPE

Calle México | CANACOPE se mantiene al pendiente del análisis de reforma hacendaria

Diario Rotativo | CANACOPE se mantiene al pendiente del análisis de reforma hacendaria

Capital de México | Alerta a CANACOPE gravamen a chatarra

 

 Descargar PDF

 

 

Deja un comentario